Primer Congreso de Cultura Viva Comunitaria

Arte y Transformación Social: un Circulo de Visión que conmovió al Congreso

En el Congreso sesionaron cerca de 18 Círculos de Visión, sobre distintas temáticas. Uno de los más numerosos en cantidad de participantes fue el de Arte y Transformación Social. Allí trabajaron referentes de experiencias en 10 países latinoamericanos (Argentina, Perú, Brasil, Ecuador, Colombia, Bolivia, Chile, Uruguay, Panamá), con presencia de amigos y amigas de Canadá, Italia, Alemania y España. Aquí van elementos de sus conclusiones
“Arte como una herramienta para la transformación, intervenimos el espacio de la mano con la comunidad, creamos herramientas para generar cambios desde el juego, el arte lúdico y la plástica.

Creamos espacios alternativos y planteamos un dialogo abierto, horizontal, inclusivo, creativo, soñador, de sensaciones, emociones y colores. Como trabajadores de la cultura, somos generadores de conciencia, aportamos a una mejor calidad de vida. Somos parte de la comunidad y actuamos como un detonante para nuestras luchas y para la construcción de nuestras utopías.

¿A través de qué?

  • Música
  • Danza
  • Pintura
  • Teatro
  • Artesanía
  • Serigrafía
  • Lectura
  • Canto
  • Circo
  • Cine comunitario
  • Plástica
  • Radio comunitaria
  • TV
  • Títeres
  • Murga
  • Folclore
  • Circo
  • Tela
  • Artes visuales
  • Fotografía
  • Festivales
  • Intervenciones en espacio público
  • Gestión cultural

¿Para quiénes?

  • Niños y niñas
  • Adolescentes
  • Jóvenes
  • Mujeres
  • Víctimas de la violencia
  • Población penitenciaria
  • Comunidades campesinas
  • Pueblos originarios
  • Sindicatos
  • Discapacitados
  • LGTB
  • Trabajadoras del hogar
  • Madres adolescentes

¿Qué potencia social logramos?

  • 92 organizaciones con 1,840 artistas, trabajadores de la cultura comprometidos directamente.
  • Nos encontramos en barrios, caseríos, comunidades campesinas, cárceles, territorios andinos y amazónicos, escuelas, universidades, sindicatos, centros urbanos.
  • Tenemos más de 35 años en nuestras comunidades, llegando por lo menos a 20,000 personas por año
  • Durante 10 años hemos trabajado en la recuperación de tradiciones populares musicales, formamos a 1.120 personas en cada año, en una comunidad
  • Durante los 18 años de trabajo reunimos a 1.000 personas por año entorno a la diversidad en una sola comunidad con el arte y la imaginación.
    270 familias de 2 comunidades reconocen prácticas de cuidado del medio ambiente a través del arte en un año
  • 5,000 personas han conocido sobre derechos, en una ciudad, en un año
  • Durante estos 5 años en los festivales de títeres impactamos 500 personas por año
  • En Brasil, hay 5,000 puntos de Cultura
  • En solo uno de nuestros países, por lo menos 3,000 personas por años hacen danza. “

Un evento con rasgos épicos y emotivos

En la vida cotidiana de los Pueblos latinoamericanos, las expresiones culturales populares (festividades, colectivos, procesos de arte, comunicación, danzas tradicionales y otros) tienen una importancia trascendental. No sólo vertebran gran parte del cuidado de la memoria, la identidad y el patrimonio simbólico de miles de comunidades, sino que son una clave imprescindible para el desarrollo, la economia de pueblos enteros, las políticas públicas, la democracia misma en cada lugar. Son una dimensión del futuro de millones de ciudadanos y ciudadanas. Es un fenómeno de creciente visibilidad, además. Se calcula que existen en latinoamérica más de 120 mil organizaciones culturales comunitarias, desde México hasta Tierra del Fuego, pasando por los barrios y comunidades de Centroamérica, Brasil o Colombia, entre centros culturales, bibliotecas populares, grupos de teatro comunitario, radios y tv barriales, agrupaciones de arte callejero, colectivos de muralismo, circo, y tantas otras disciplinas. Tienen en común, por un lado, su inserción territorial y su vocación de incentivar la participación popular en el espacio público; por el otro, algo más triste y preocupante: en ninguno de nuestros países se cuenta con legislación que garantice el apoyo público y estatal a estos procesos en materia de financiamiento o asistencia técnica y social. Se trata de experiencias que, además, han crecido exponencialmente en las últimas décadas, primero como resistencia al neoliberalismo de los 90, y luego como núcleos de activismo popular territorial, articulándose en redes locales, regionales y nacionales.

Justamente en el marco de esos procesos fue que se realizó en La Paz, Bolivia, del 17 al 22 de Mayo, el 1er Congreso Latinoamericano de Cultura Viva Comunitaria. Un evento de características históricas, ya que, alejándose de las prácticas de la política instituída más formal, convocó a cerca de 1200 activistas y colectivos culturales de todo el continente, en cinco jornadas de festivales, talleres, marchas y muestras de las variadas disciplinas y actividades. El núcleo de los debates y construcciones se centró en el objetivo común de instalar públicamente la necesidad del apoyo a los procesos de la llamada “Cultura Viva Comunitaria”, categoría con la que se empezaron a autonominar miles de colectivos en todo el continente. Fue un proceso de encuentros y articulaciones que llevó cerca de diez años, a partir de la difusión y el encuentro de importantes experiencias en Colombia y Brasil, de empoderamiento y la organización popular a partir de la acción cultural de la gente en barrios y comunidades. Tampoco fue casual la elección de La Paz, Bolivia, como sede del evento. El proceso “plurinacional y pluricultural” que lleva adelante el pueblo Boliviano y el gobierno de Evo Morales fueron el marco ideal para estas propuestas que solo tienen destino en una Democracia como la que consagra la constitución de este país: “participativa, representativa y comunitaria”.

El 1er Congreso Latinoamericano de Cultura Viva Comunitaria trajo otras novedades politicas, anécdotas y curiosidades, expresiones de la vitalidad de este movimiento. Una de ellas fue, seguramente, la de haber convocado a la realización de Caravanas de carrozas artìsticas y vehículos que partieron desde Uruguay, Argentina, Perú, Colombia y Brasil hacia el evento, una semana antes, enfrentando todo tipo de problemas (incluyendo los bloqueos en las carreteras del conflicto protagonizado por la Central Obrera Boliviana) y llegando triunfales a La Paz en el medio de la celebración de apertura.

Algunas cifras son bien expresivas de la envergadura que fue cobrando el evento, desarrollado en las calles pero también en el auditorio del Banco Central de Bolivia, la Cinemateca Boliviana, el Parque Urbano de La Paz, barrios y comunidades de El Alto y de los megadistritos de la capital.

  • 300 propuestas artísticas, colectivos y organizaciones culturales comunitarias de 17 paises latinoamericanos se dieron cita en la actividad.
  • 48 redes latinoamericanas de distintas temáticas y procesos.
  • Nuevas instancias de articulación en clave de Cultura Viva Comunitaria, como son la Iniciativa Parlamentaria por la Cultura Viva Comunitaria, la Red Gubernamental por la Cultura Viva Comunitaria, la Red de Universidades por la CVC, el Encuentro latinoamericano del Hip Hop por la CVC, la Plataforma de Comunicación y el Espacio de Cine y lenguajes audiovisuales por la Cultura Viva Comunitaria.
  • Se intensificaron, promovieron e iniciaron procesos articuladores en red en torno de la CVC en 8 nuevos países, a saber: Uruguay, Paraguay, Chile, Ecuador, Venezuela, Panamá, El Salvador y México, con colectivos y personas impulsando acciones en el territorio, tendientes al trabajo co-
    munitario de esta temática, que se agregan a los activos presentes en Bolivia, Perú, Brasil, Argentina, Colombia, Costa Rica y Guatemala.
  • Se autoconvocaron funcionarios y legisladores de 10 países presentes: Uruguay, Brasil, Argentina, Perú, Colombia, Ecuador, Bolivia, Costa Rica, Chile, Paraguay. Y se registraron, en los meses previos al Congreso, avances legislativos e institucionales en todos ellos.

La lucha de los movimientos de Cultura Viva Comunitaria hace uno de sus ejes en la demanda de la asignación de un monto no menor al 0,1% de los Presupuestos Nacionales para el apoyo directo a las experiencias populares de Cultura, apoyandose en declaraciones y recomendaciones de la UNESCO y de otros foros internacionales.

Se trató de un evento con rasgos épicos y emotivos, de carácter espiritual, pero también impregnados de las nuevas culturas urbanas juveniles, incluyendo al rock o a la cultura digital, junto a los colectivos afrodescendientes, los pueblos originarios, el reconocimiento a la cultura guaraní y tantas otras manifestaciones. Con lágrimas en los ojos, murgueros argentinos compartieron el aphtapi, comida comunitaria y solidaria organizada por las mujeres y vecinos en los humildes barrios de El Alto, despuès de largas jornadas de percusión callejera, ferias y presentaciones.

Como quedó claramente expresado en la “Declaración de La Paz”, una suerte de manifiesto del Congreso, la “Cultura Viva Comunitaria” es, antes que nada “la recuperación histórica de una vocación continental; la caravana hacia nuestras Culturas Vivas Comunitarias no ha comenzado ayer, sino hace quinientos años. En el momento mismo en que sufrimos la agresión de los ejércitos imperiales más sanguinarios de la historia, nuestras culturas vivas comunitarias recomenzaron un camino hacia la semilla, hacia nosotros y nosotras mismas, hacia una práctica cultural colectiva, basada en la amistad, la paz, la solidaridad y la cooperación, ya no como acciones de resistencia, sino con la perspectiva de la construcción de una nueva sociabilidad”.

Testimonios del Congreso

CELIO TURINO (Creador del Programa Puntos de Cultura – Brasil)

Somos herederos de todas nuestras tradiciones. De los quipus, de las luchas revolucionarias del mundo, de las experiencias nacionales, de nuestros viejos, de nuestros cantos, de nuestras voces y también de nuestros silencios. Eso es la Cultura Viva, esos son los puntos de cultura. No nacieron en Brasil, nacieron mucho antes. Esta nueva lucha es tan revolucionaria o más, ya que habla por nuestras tradiciones, por nuestros corazones, por nuestra identidad, y depende de América Latina construir ua nueva sociedad.

IVÁN NOGALES (Fundador de Compa-Teatro Trono / Anfitrión del Congreso – Bolivia)

Para llegar a esto, las viejas trayectorias también deben ser homenajeadas. Las tradiciones socialistas, anarquistas o del arte indígena. Nuestros pueblos se construyeron sobre la sepultura de sus monumentos. No se puede pensar ninguna revolución sin sus cantores o poetas. Pero siempre hemos sido la caja de resonancia, el apoyo estético, la bulla de las grandes narrativas de cambio social. Nosotros queremos dialogar. Estamos haciendo un tremendo boquete para dialogar horizontalmente con el estado, para que se amparen nuestras prácticas comunitarias. ¿Estamos coqueteando con el poder o el poder ha entendido que es importante el trabajo con nuestras comunidades para la descolonización?

HUGO «CACHORRO» GODOY (Secretario General Adjunto CTA)

La cultura es el vínculo fundamental para transformar nuestras realidades. Que el símbolo de la Cultura Viva Comunitaria sea el mundo puesto patas para arriba, es quizás el símbolo más fuerte de la voluntad de transformar. Tenemos que tomar lo mejor de nuestras culturas, historias e identidades. La alegría, la belleza, la poesía y el amor, son las fuentes de encuentro y de riqueza que nos permiten fortalecernos en nuestras diversidades. Este Congreso nos permite eso, fortalecer la capacidad de crear para transformar nuestras sociedades.

JORGE MELGUIZO (Ex ministro de Cultura de Medellín – Colombia)

En toda Latinoamérica hay voces de organizaciones, personas, inventos, proyectos, sueños, realidades y esperanzas. ¿Qué pasaría si los gobiernos las escucharan y apoyaran decididamente sus acciones? A lo mejor, sólo a lo mejor, si nos decidiéramos a aprobar el 1% para la cultura y el 0,1% para la cultura comunitaria, podríamos encontrar mejores oportunidades en nuestros países.

INÉS SANGUINETTI (Crear Vale la Pena – Red Latinoamericana de Arte y Transformación Social)
En este Congreso hay funcionarios, legisladores, servidores públicos y distintos representantes de gobiernos. Les pedimos que hagan un recorrido crítico, que conozcan sus terriotorios y sus prácticas. No crean que porque están implementando programas de difusión, eso es trabajar con la Cultura Viva Comunitaria.

ALEJANDRA AROSTEGUI (Creadora de los Cruzavías, organización de 9 de Julio, Provincia de Bs. As. Referente de Pueblo Hace Cultura)
Es maravillosa la coincidencia latinoamericana. Las diferencias son aparentes, ya que en el fondo todos luchamos por una vida más digna, por una vida más justa, por una vida en comunidad, por una construcción colectiva de la vida. Superando el individualismo impuesto por el capitalismo a nivel mundial. Latimos juntos por una Latinoamérica libre, y la semilla para eso está puesta y está creciendo.

Pueblo Hace Cultura: Argentina presente en el Congreso de Cultura Viva Comunitaria

La delegación argentina en el 1er Congreso Latinoamericano de Cultura Viva Comunitaria tuvo una participación destacada y representativa, integrada por más de 300 congresales referentes de cerca de 40 organizaciones y grupos de todo el país. En efecto, en torno del colectivo «Pueblo Hace Cultura», que desde hace cuatro años viene desplegando la lucha en nuestro país por una Ley de Apoyo a la Cultura Comunitaria (ya presentada en el Congreso), se estructuró una impresionante caravana de cuatro ómnibus (incluyendo al «Che Bondi» de la Fundación Che Pibe de Fiorito, al mando de Sergio Val, importante animador de la iniciativa) y dos vehículos de apoyo (una Carroza Escenario Ambulante y el Carromato de «El Culebrón Timbal»).

Con murgas como «Utopías Denunciadas», batucadas y grupos de percusión (con la impresionante participación de Boom Batuke), grupos de teatro comunitario (Cruzavías, entre otros), grupos de cine y video, redes de productores culturales (como los de Sierras Chicas, Cordoba), referentes de Universidades (como el programa de Derecho a la Cultura de la Universidad de Cordoba), radios comunitarias, experiencias políticas estatales locales (como la Dirección de Cultura de la Municipalidad de Rivadavia, y el programa de Cultura Viva en la CABA), una poderosa red de grupos de Hip Hop del conurbano bonaerense (GHS), la Red Latinoamericana de Arte para la Transformarción Social, etc, la delegación atravesó más de 2600 km de una ruta por demás dificultosa (pasando por Bermejo, Tarija, Potosí y Oruro) y llegó al Congreso recibida como una de las representaciones más alegres y vistosas del Congreso.

Es de destacar que también desde la partida se convocó a la incipiente y entusiasta delegación de Uruguay en la lucha por la Cultura Comunitaria, y se promovió la participación de Paraguay a través de grupos de quince referentes de colectivos de cada uno de los países. Gracias al movimiento social generado, se consiguió el apoyo de un ómnibus financiado por la Secretaria de Habitat e Inclusión del Gobierno de la Ciudad y uno por parte de la Secretaria de Cultura de la Nación (este último suspendió su viaje a causa de los riesgos que podían afrontarse al atravesar los bloqueos que la Central Obrera Boliviana venia llevando adelante en un conflicto con el gobierno). Esto completó una importante delegación que imprimió una fuerte identidad movimientista al Congreso en Bolivia, ligada a la organización popular en el territorio y la lucha por una nueva institucionalidad. Cantos tribuneros, banderas y mística popular fueron los rasgos identitarios del colectivo. Hugo «Cachorro» Godoy, referente de la Constituyente Social en la Argentina, fue orador en el panel de apertura del Congreso en una intervención decisiva en los debates de los cuatro días, señalando que «los movimientos por la Cultura Comunitaria son otra expresión del proceso latinoamericano emancipatorio que está creciendo en todo el continente».

En la flamante Secretaria Tecnica Temporal proclamada en el Congreso y que quedó formalizada para posteriores convocatorias, el area latinoamericana de Organización y Comunicación quedó a cargo de nuestro compañero Eduardo Balán, importante constructor de esta iniciativa continental, referente de «Pueblo Hace Cultura» en la Argentina. En la coordinación general latinoamericana se impulsó al compañero Iván Nogales, de Teatro Trono, de Bolivia, verdadero «alma mater» de este Congreso inolvidable. Queda ahora el desafío de recibir al Consejo Latinoamericano de Cultura Viva Comunitaria, que sesionará en Argentina en Diciembre de este año, para estructurar el ambito ejecutivo de esta campaña de la Patria Grande para los años 2014 y 2015.

Listado de Organizaciones Argentinas presentes en el Congreso:

  • El Culebrón Timbal (Buenos Aires)
  • Espacio Pluricultural QATAQ (Buenos Aires)
  • Escuela Agronómica El Surco (Buenos Aires)
  • Piedra Libre (CABA)
  • Centro Lagarto Juancho
  • Crear Vale la Pena (Buenos Aires)
  • Murga Utopías Denunciadas (Buenos Aires)
  • La Pochoclera (Buenos Aires)
  • Club 25 de Mayo (Buenos Aires)
  • GHS (Grandeza HipHop Sabiduría) Crew (Buenos Aires)
  • Sol Naciente (Buenos Aires)
  • Circuito Cultural Barracas (CABA)
  • Chacras para Todos (Mendoza)
  • Fundación OASI (Buenos Aires)
  • La Rotonda Cultural (Buenos Aires)
  • Los Cruzavías (Buenos Aires)
  • Negritos Huanuni (Buenos Aires)
  • CC Flores Sur (CABA)
  • Radio Semilla (CABA)
  • Herederos de la Locura (CABA)
  • Estación Provincial (La Plata)
  • Compañía de Teatro de Quilmes (Buenos Aires)
  • Red Tagua (Córdoba)
  • Red de Productores COOPE (Córdoba)
  • Murga Agua de Luna (Córdoba)
  • La Lechuza Patio Cultural (Córdoba)
  • Escuela de Trabajo Social UNC (Córdoba)
  • Programa Derecho a la Cultura UNC (Córdoba)
  • Fundación La Morera (Córdoba)
  • Teatro Orilleros de La Cañada (Córdoba)
  • Desafiarte (Córdoba)
  • CC Villa EL Libertador (Córdoba)
  • Che Pibe (Buenos Aires)
  • La Casona Humahuaca (CABA)
  • Murga Los Que Quedamos (Buenos Aires)
  • Generación Paluca (Buenos Aires)
  • Cine en Movimiento (Buenos Aires)
  • La Comunitaria de Rivadavia (Buenos Aires)
  • Red Nacional de Teatro Comunitario
  • BoomBatuke (Buenos Aires)

Legisladores, servidores públicos y funcionarios por la Cultura Viva Comunitaria

Cuarenta y siete representantes institucionales, tanto legisladores como funcionarios. de 10 países latinoamericanos sesionaron juntos durante los días 20 y 21 de Mayo en el ámbito del Congreso de Cultura Viva Comunitaria. Estuvieron presentes representantes de Uruguay, Brasil, Argentina, Perú, Colombia, Ecuador, Bolivia, Costa Rica, Chile, Paraguay. Entre ellos había referentes de 5 ministerios, provincias y ciudades.

Las grandes líneas de trabajo definidas clarificaron :

  • Reconocer a la Plataforma Puente como un valioso interlocutor de las organizaciones de cultura viva comunitaria de la sociedad civil de Latinoamérica.
  • Enmarcar nuestra gestión de servidores públicos en la búsqueda de la transformación social y emancipación de nuestros territorios.
  • Garantizar la autonomía de las organizaciones y la participación en los procesos y fiscalización pública de los procesos de selección.
  • Constituir una red gubernamental de cultura viva comunitaria en los diferentes niveles de gobierno; una articulación parlamentaria por la cultura viva comunitaria y un grupo de trabajo intersectorial que incluya a las anteriores, junto con las organizaciones de la sociedad civil.

Se trató de un avance importantísimo en el debate sobre la acción del Estado en relación a las Culturas Vivas Comunitarias y se definieron coordinaciones concretas en el campo de la acción estatal y legislativa; para quien quiera ver el resto de las conclusiones, adjuntamos aquí el documento de las mismas.

Conclusiones, resoluciones y Plan de Trabajo del Congreso

La creación del Consejo Latinoamericano por la Cultura Viva Comunitaria y el desafío de generar en cada país los Congresos Nacionales de Cultura Viva Comunitaria son algunos de los puntos salientes de las conclusiones que el Encuentro de Redes y Organizaciones comunicaron durante los días 20 y 21 de Mayo. En el documento adjunto, el texto completo del documento, un material indispensable en el debate de nuestras formas organizativas a lo largo y a lo ancho de Nuestra América

Índice

Filosofia para o pensamento e a ação

Conclusões do Circulo de Visão 7

20 de maio de 2013

Conclusiones del circulo de visión 7

20 de junio de 2013

No círculo de visão 7 aprticiparam pessoas do Uruguai, Equador, Argentin, Peru, Bolívia, México e Brasil. O seguinte resumo apresetna os pontos de convergência das diferentes experiências.

A) Análise do contexto e estado de situação da temática

Todas as experiências surgem como uma reação contra a violencia expressa nas dinamicas sociais.  Se por um lado temos um pasado colonial, por outro o ressignificamos e temamos de diversas formas. Portanto, estamos conscientes da necessidade e urgência em transformar a realidade social apartir da arte, da educação libertadora, da revitalização de nossos conhecimentos espirituais tanto a nível individual como coletivo

Este congresso surge como parte de um contexto em que as organizações de cultura viva se reconhecem, se vinculam e se fortalecem. Se por um lado existe o uma resistência dos grupos culturais no que se refere ao apoio do Estado, por outro, é presente o risco de cooptação. Houve uma revalorização da experiência de cada uma das organizações e nos reconhecemos como madurar para tentar restabelecer uma dinâmica de complementariedade que nos permita a levar a conseguir, através da estrutura de Estado, a cultura viva a todos os setores da sociedade.

Parte do contexto em que estão imersas nossas organizações culturais, o descontentamento com a educação formal, que serviu até o momento como veículo para deformar concepções ancestrais acerca do que é a relação entre os homens com a natureza.

B) Estado de situação de nossas experiencias de cultura viva comunitária e principais aportes à temática.

Em todos os países que participaram nesta mesa reconhecem que as organizações, a partir da auto-gestão, conseguiram obter experiencias que desembocaram  em transformações sociais. De acordo com isso, podemos dizer que há experiencias exitosas.

Entre os principais aportes desde a experiencias, encontram-se os seguintes:

1 – Consideramos que a arte é um meio para a transformação social.

2 – É necessário revitalizar e dinfundir práticas criativas para honrar e respeitar nossos ancestrais.

3 – É necessário que, como indivíduos, nos encaminhemos à cura espiritual, como um primeiro passo para poder desmontar as lógicas arraigadas do capitalismo.

C) Principais enfoques ou sentidos.

As diferentes organizações de cultura viva comunitária deram-se conta de que, ainda que haja diferentes matizes, partem da mesma base para abordar suas ações.  Tais enfoques são:

1.- a arte e a educação como meios para a transformação dos paradigmas culturais.

2.-  Ter como elemento principal a convivencia ao interior da organização e com a sociedade em geral baseadas na reciprocidade (ayani), bem como outras práticas ancestrais comunitárias.

3.-  O uso de tecnologías de comunicação para socializar e compartilhar procesos de ressignificação de nossas indentidades.

4.- Estabelecer práticas de viver bem, dado o fato de que nos consideramos como filhos da mãe Terra.

D) Principais propostas e demandas aos Estados.

Como já mencionamos antes, consideramos que o risco de sermos cooptados pelo Estado é presente através da distribuição de recursos. No entanto, percebemos que contamos com a experiência hnecessária para poder estabelecer dinâmicas de complementariedade com órgãos estatais para levar a cabo atividades de cultura viva comunitária a todos os setores da sociedade.

Portanto, seguem as propostas:

1.-  O Estado debe ser um facilitador para as práticas de CVC.

2.- É necessária a criação de leis que protejam e garantizem o respeito dos lugares sagrados ancestrais.

3.- Políticas públicas em temas de saúde e educação desenhadas desde os conhecimetnos e saberes ancestrais.

4.- Fomento ao uso ativo de tecnologías de comunicação como um meio de fortalecimento das redes de CVC latinoamericanas.

 

E) DESAFIOS:

1.- Ativar práticas criativas de amor e cosciencia coletiva de cura e reconciliação entre nós, nossos povo, nossos ancestrais e nossa mãe terra.

2.- Construir uma filosofía de criação coletiva como ação para a libertação de nossas identidades colonizadas.

3.- Conseguir a revitalização de conheciments ancestraispara a construção de novas visões de mundo.

4.- SIstematização de nossos procesos e historias de CVC para continuar transformando nossas realidade.

5.- Conseguir sustentabilidade do Congresso através do proceso de vinculação das organizações.

7.- Aumentar la presença de grupos originarios na consolidação das redes sociais.

 

PROPOSTAS:

1.- Que se institucionalizem os congresos de cultura viva.

2.-Criação de leisn que assegurem o respeito às atividades dos grupos CVC.

3.- Criaçãod e leis que estabeleçam o libre uso de espaços públicos para as atividades de CVC.

4.- Criar um sistema de fiscalização para garantir a transparencia na assignação de orçamentos tal como em seu uso.

5.- Criação de um conselho de ética para a plataforma CVC.

Mesa de legisladores

Documento de Funcionarios, servidores públicos y legisladores latinoamericanos

10 países presentes: Uruguay, Brasil, Argentina, Perú, Colombia, Ecuador, Bolivia, Costa Rica, Chile, Paraguay.

Un total de 43 servidores públicos, funcionarios y legisladores de diferentes niveles de gobierno: 5 ministerios, provincias y ciudades. 6 legisladores

Las organizaciones gubernamentales nacionales, provinciales, municipales de Latinoamérica aquí reunidas se comprometen a impulsar las siguientes acciones.

Reconocer a la Plataforma Puente como un valioso interlocutor de las organizaciones de cultura viva comunitaria de la sociedad civil de Latinoamérica.

Enmarcar nuestra gestión de servidores públicos en la búsqueda de la transformación social y emancipación de nuestros territorios.

Garantizar la autonomía de las organizaciones y la participación en los procesos y fiscalización pública de los procesos de selección.

Constituir una red gubernamental de cultura viva comunitaria en los diferentes niveles de gobierno; una articulación parlamentaria por la cultura viva comunitaria y un grupo de trabajo intersectorial que incluya a las anteriores, junto con las organizaciones de la sociedad civil.

0) EJE TRANSVERSAL

  • Relación permanente de los gobiernos con las organizaciones sociales y movimientos populares, alentando la participación permanente en los territorios de las organizaciones, para la transformación social.

1) RED GUBERNAMENTAL DE CULTURA VIVA COMUNITARIA en diferentes niveles de gobierno del Poder Ejecutivo.

  • Mapeo de Programas desarrollados en Cultura Viva Comunitaria.

  • Sistematización de conceptualizaciones y metodologías.

  • Apoyar las agendas de las organizaciones de la Plataforma Puente de Cultura Viva Comunitaria y otros movimientos u organizaciones de cultura viva comunitaria.

  • Apoyar a la Plataforma Puente en la organización de los Encuentros Nacionales de acá al año 2014.

  • Apoyar a las organizaciones que vinieron al Congreso para que realicen encuentros de devolución en sus territorios acerca de lo que sucedió en el Congreso de Cultura Viva Comunitaria.

  • Buscar cómo generar intercambios colaborativos.

  • Cultura festiva latinoamericana: mapeo de festividades, acciones colaborativas. Intercambios.

  • Articulación y construcción de modelos de gestión para la cultura viva comunitaria con participación de las organizaciones sociales (nueva ética en la acción con las organizaciones sociales, respetando su autonomía, construcción de nuevos indicadores para la medición de los proyectos de la gestión gubernamental, generación de nuevos protocolos y procedimientos administrativos para la culturas viva comunitaria, formación de servidores públicos en cultura viva comunitaria, descentralización territorial)

  • Encuentro de la red en el marco de la Plataforma Puente de cultura viva comunitaria.

  • Incidencia en los jefes de estado, ministros de cultura, sobre el debate de las políticas públicas de cultura viva comunitaria.

  • Acompañar los procesos de aprobación y formulación de políticas y leyes de cultura viva comunitaria en los diferentes países, provincias, ciudades de Latinoamérica.

Coordinadores de la red:

Brasil:

Ministerio de la Cultura, Secretaría de Cultura (Brasil) : Marcia Elena Rollenberg

Gobierno del Estado de Sao Pablo: Secretaría de Cultura: Antonieta J. Dertkigil

Colombia:

Ministerio de Cultura: Fresia Camacho

Perú:

Ministerio de Cultura: Paloma Carpio

Argentina:

Secretaría de Inclusión y hábitat: Raquel Munt:

Directora de Cultura de la Municipalidad de Rivadavia: María Emilia de la Iglesia

Uruguay:

Intendencia de Montevideo, Departamento de Cultura: Inés Larisa

2) ARTICULACIÓN PARLAMENTARIA y LEGISLATIVA LATINOAMERICANA POR UNA CULTURA VIVA COMUNITARIA

  • Los legisladores presentes convocarán a una reunión de parlamentarios, legisladores y concejales de latinoamérica a fin de articular acciones y construir un Frente Parlamentario que apoye los procesos de cultura viva comunitaria.

  • Mapeo y sistematización de legislación y normas vigentes en todos los niveles de gobierno y supranacionales.

  • Apoyar y fortalecer la formulación de leyes, ordenanzas y resoluciones de cultura viva comunitaria en todos los niveles, afrontando el debate presupuestario en cada nivel.

  • Formulación de una metodología participativa para la elaboración de las leyes, mediante el debate público en los distintos territorios acerca de CVC.

  • Incentivar que los países respeten la declaración de la UNESCO de cumplir como mínimo el 1% del presupuesto nacional a la cultura.

  • Promover que como mínimo el 10% de los presupuestos de cultura de todos los niveles de gobierno se inviertan en Cultura Viva Comunitaria.

  • Fiscalizar los presupuestos que se invierten en políticas de cultura viva comunitaria que garanticen el protagonismo y la autonomía de las organizaciones para la transformación social.

  • Control político del cumplimiento de la legislación sobre cultura viva comunitaria.

  • Definir una ruta de gestión para el desarrollo de las declaratorias del Parlamento Andino y organismos multilaterales (Mercosur, Unasur, CELAC, SICA).

COORDINADORES RESPONSABLES

De este congreso saldrá un manifiesto de legisladores.

Coordinarán esta línea de acción:

Yandira Feghali (Diputada y presidenta de la Comisión de Cultura de Brasil)

Gloria Flores (Parlamentaria Andina de Colombia)

3) TRABAJO INTERSECTORIAL

Generar espacios colaborativos entre funcionarios, legisladores y organizaciones de cultura viva comunitaria para:

  • La divulgación del conocimiento sobre cultura viva comunitaria.

  • La construcción de agenda programática común latinoamericana.

  • La formación y formulación de conceptualizaciones de Cultura Viva Comunitaria.

  • Estrategias de incidencias y control de avances de las políticas de Cultura Viva Comunitaria.

La Paz Bolivia. Lunes 19 de mayo de 2013.

Circulo de Visión – Soberanía alimentaria, salud y comercio justo

CIRCULO DE VISION 18  Soberanía alimentaria, salud y comercio justo

Con este texto queremos hacer un elogio a la defensa de la cultura Viva comunitaria. La palabra cultura viene de cultivo, cultivar, cultivar afectos, cultivar cuidados, para hacer alimentos y hierbas.

En Latinoamérica desde hace mas de 8000 años el hombre ha conocido y reconocido a todas las especies de la madre tierra, ha identificado y domesticado a mas de 5000 variedades de papa, incontables de maíz  y ha conservado infinita biodiversidad.

Nosotros queremos vivir, las industrias-empresas, matan explotan, contaminan, generan vicios todo  el tiempo, intentan dominarnos a través de de una cultura precaria. Queremos vivir, preferimos la vida y la salud.

La tierra y su correcto uso son de extrema importancia para las comunidades, nuestras visión es diferente a la planteada por el modelo imperante.

Vivimos en un estado de colonización a varios niveles, es necesario descolonizar nuestros cuerpos y espíritus, y para lograrlo necesitamos recuperar nuestra cultura alimentaria y comer BIEN.

Para esta descolonización tenemos que apoyar la lucha de los pequeños agricultores y pueblos tradicionales a través de la educación popular pensando en la sostenibilidad ambiental y financiera a partir de la Economía Solidaria, esperando alcanzar una cultura y conciencia ecológica.

Además de los desafíos es importante repensarnos nuestra seguridad alimentaria y nutricional practicada durante nuestro bello congreso.

Sostenemos, afirmamos y proponemos…

1.- No existe independencia y libertad sin soberanía alimentaria

2.- Necesitamos establecer una cultura alimentaria como base de la cultura viva comunitaria

3.- La colonización económica-cultural-alimentaria-sanitaria generan estados de dominación-explotación de los recursos por parte de las transnacionales y otras. Comer o alimentarse soberano ayuda a la madre tierra y descoloniza la vida y los cuerpos.

4.- El retorno al campo es una oportunidad de alcanzar la cultura viva comunitaria verdadera-reforma agraria

5.- Revalorar las formas existentes, tradicionales  y otras formas creativas de intercambio como el trueque, ayni, minga, uramba, regalos, otros.

6.- Promover prácticas alternativas de consumo, producción y distribución a través de la educación popular y la concientización ecológica, económica y solidaria. Promover ferias de trueque u otras en eventos como este de aquí en adelante.

7.- Recuperar y  revalorar en la acción los saberes y conocimientos ancestrales en agricultura, alimentación y salud.

Convocamos a hacer un buen trato, por un buen trato para alcanzar la cultura viva comunitaria, hacer un compromiso de coherencia con nuestro pensar y accionar.

Animación Sociocultural

Círculo de Visión 17: Animación Sociocultural

Rompiendo con la metodología planteada y siguiendo con lo que sugiere el título del círculo de visión, se decide generar un proceso de conocimiento y reconocimiento de las experiencias en el tema de cultura viva comunitaria en los distintos puntos de Latinoamérica de quienes participaron. En este nuevo enfoque metodológico se rescató la lúdica como herramienta de transformación social, lo cual se deja de lado en lo que ustedes plantean. Además se incluye los rituales de conexión como medio para permitirnos conocer a la persona que nos acompaña y generar un espacio para el sentipensamiento, entendiéndolo como la posibilidad de incluir nuestras emociones y sesiones corporales dentro de nuestro accionar, posibilitando una descolonización desde nosotrxs, inicialmente. Para el cierre del círculo en el segundo día, ante la poca asistencia, se decide integrarnxs con el círculo de soberanía alimentaria y generar un análisis desde estos dos ejes temáticos.

A partir de la mirada a realidades tan semejantes pero que cuentan con características propias de su contexto, se plantea la construcción colectiva de lo que consideramos como animación sociocultural.

Utilizando el recurso lúdico, el cual se consideró importante a la hora de ingresar a una comunidad, se logra visibilizar la necesidad de construir un dialogo con el otrx, generando un reconocimiento de estx y de su realidad. Además mediante este proceso se evidencia la conectividad de los diferentes actores y actrices comunitarios los cuales deben de ser tomados en cuenta a la hora de generar el análisis.

Es acá que mediante este reconocimiento del otrx la confianza se consolida permitiendo un aprendizaje reciproco que a la vez fundamenta la base para una construcción colectiva del proceso cultural que se espera y/o se necesita en los diversos puntos de trabajo, pues desde el abanico de posibilidades que desde cada individualidad se le puede aportar a la colectividad, surgen nuevas formas de adentrarse y actuar en la realidad de cada comunidad.

En el proceso, se denota la importancia de la construcción lúdica a partir de la alegría como impulsora de la trasformación en el proceso de animación, pues es mediante este puente que se logra romper con estructuras sociales tanto como individuales que coartan la libertad de la persona. Es por esto que se constituye como una herramienta política que aboga por la descolonización de la persona para así poder intensionar un trabajo de liberación desde la comunidad.

Esta animación sociocultural que se perfila desde la cotidianidad de las personas participantes, gestores y gestoras culturales, se realiza ante la necesidad de tener un mecanismo de liberación de una realidad individualista para poder integrar una noción de comunidad. “Desde acá se entiende la libertad”, dice un compañero, pues desde acá se rompen estructuras de miedo, vergüenza y prejuicios.

Es por esto que haciendo un meta análisis se concluye que esta animación se gesta a partir de la necesidad de poder compartir una cotidianidad con las personas que componen nuestro entorno, de sentirse parte de un grupo, de un órgano vivo, como lo es la comunidad.

Ante este análisis, se genera el planteamiento de como comenzar a realizar una animación sociocultural siguiendo esta línea de respeto y coherencia un proceso de liberación de estructuras económicas y sociales que coartan al ser humano. Se propone que el primer paso a seguir para poder iniciar el trabajo de campo es empezar por el trabajo individual de descolonización. Nuestro cuerpo, nuestra mente deben ser más libres, debemos sentir-nos, reconocer y permitir que el amor y la alegría se muevan nuestras acciones. Se dice que debemos cultivar nuestro cuerpo, cuidar con que lo alimentamos tanto espiritual como físicamente. Cuidándonos y conociéndonos se constituye como las mejores formas de dar lo mejor de cada quién, lo cual se refleja en el proceso de animación.

Entendiéndonos a nostrxs primero permite entender a los demás, y es por esto que en el marco del I Encuetro de Cultura Viva Comunitaria, planteamos que nos permitamos ser, reconociendo y reconociendo a los demás, lo cual fue parte de los objetivos de dicho círculo, sentar una base la cual permita en futuros encuentro construcciones más profundas, siempre y cuando se genere un proceso previo como este.