Mesoamérica se abrazó por la gestión comunitaria

Durante tres días la ciudad de Guatemala fue testiga de la articulación de diversos movimientos que trabajan la gestión cultural comunitaria en 12 países de América Latina. Se trabajó en grupos para conocer los contextos y coyunturas culturales, sociales, económicas y políticas, de los distintos países participantes y se definió que aunque los mismos son distintos y en ocasiones difíciles, todos los países comparten historias comunes y los movimientos sociales están articulándose para reivindicar la vida y el arte comunitario.

Asimismo, se debatieron los logros, retos y desafíos, oportunidades y problemas que posee la gestión de la cultura viva comunitaria en la región. Por medio de lúdica, diálogo y creación de estrategias las agrupaciones, que fueron convocadas por el proyecto JUNTOS, se entrelazaron en temas como incidencia política, comunicación e intercambios de saberes y experiencias.

La gestión de información de forma periódica y de manera hermanada para generar campañas de rescate de la memoria histórica, visibilización de problemáticas, sensibilización e intercambio de metodologías y proyectos fue uno de los compromisos concretos. Además, la celebración de las caravanas mesoamericanas como mecanismo para el reconocimiento de los países que integran la región y el amalgamiento de las luchas y conocimiento, fue otra de las rutas definidas.

El objetivo del encuentro buscaba el fortalecimiento de la región Mesoamericana, participaron gestores y artistas de México, Guatemala, Belice, Honduras, El Salvador, Costa Rica, Panamá. Y se fortaleció con el acompañamiento de los representantes de los países de Suramérica, los cuales fueron Venezuela, Colombia, Bolivia, Brasil, Argentina, quienes compartieron los avances y situación en cultura comunitaria, otras redes y experiencias culturales que han desarrollado.

Por parte de Costa Rica nosotros participamos como Red de gestores y artistas culturales GuanaRed y como Cultura Viva Comunitaria, nos nutrimos de las experiencias compartidas y formamos parte del eslabón de articulación que nos convierte en un músculo de trabajo regional.

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *